Zumind: la revolución del Assessment Digital

La transformación digital se ha convertido en una necesidad dentro de cualquier organización que quiera seguir siendo competitiva y sobrevivir al entorno V.U.C.A (Volatility, Uncertainly, Complexity, Ambiguity) en el que nos encontramos. Mantener el vertiginoso ritmo de la globalización puede suponer un consumo de energía y de recursos excesivos, y si no conseguimos seguir su compás, pueden llevarnos a nosotros y a nuestra organización a la obsolescencia y, por ende, al fracaso.
Los assessment centre a los que estamos acostumbrados se han convertido en un martirio, tanto para los departamentos de Recursos Humanos, como para los empleados de las organizaciones que participan en ellos. Tediosas horas de evaluación, con lagunas de actividad y la posterior incertidumbre por parte del evaluado sobre qué van a hacer con los resultados. Sin olvidarnos de los tan temidos y a la vez necesarios informes, por no decir imprescindibles, en los que tantas horas hay que invertir. Demasiada energía y muchos recursos empleados en un solo assessment.
Ahora las cosas han cambiado: el assessment es digital y dinámico. Es Zumind.

 

¿Qué es Zumind?

Zumind es uno de nuestros productos/ servicios más demandados. A grandes rasgos, sirve para optimizar los recursos y la energía (tú energía), convirtiendo el assessment en un momento ameno y de abstracción durante el que los participantes olvidan incluso que están siendo evaluados. Suena bien, ¿verdad? Pues además permite evaluar el capital humano de una organización de forma objetiva, imparcial y ágil, identificando potencialidades y áreas de mejora con trazabilidad del proceso, para contar con colaboradores más competitivos y mejor preparados:

1. Objetiva: En el assessment tradicional, la alta carga de subjetividad es un punto a tener en cuenta y tratar. Las pruebas realizadas con Zumind tienen validez psiconométrica, por lo que la objetividad está 100% asegurada.

2. Imparcial: Al evaluar a los candidatos de manera objetiva, los resultados que se extraen del proceso son justos.

3. Ágil: Al llevarse a cabo de manera totalmente online, somos capaces de evaluar a más de 300 personas en menos de dos meses. Tiempos que serían impensables llevando a cabo un assessment tradicional.

Si alguien que ha sido llamado a hacer un assessment centre, googleará “assessment centre” (que no serán pocos) se encontraría con innumerables artículos que se jactan de saber qué se busca en un assessment y que ofrecen, incluso, practicar ejercicios que, seguro, tendrán que llevarse a cabo durante la sesión.

 

¿Cómo ayuda Zumind a los departamentos de Recursos Humanos?

Volvemos a barajar la posibilidad de que un participante, inmerso en un proceso de assessment tradicional, pueda googleará cualquier cosa que se le ocurra. Pues bien, en un assessment con Zumind esta posibilidad se desvanece, evitando que el profesional pueda falsear cualquier tipo de resultado reflejado en las pruebas que ha realizado.

Por otro lado, los assessment tradicionales por lo general se convocan sin ofrecer información explícita sobre el objetivo del mismo. Esto genera un ambiente de incertidumbre e incluso, en ocasiones, miedo e incomodidad entre los empleados convocados. Con Zumind el objetivo de la evaluación es transparente, siempre se comunica a través de una página web en la que es el cliente quien decide cómo lo quiere contar. De este modo, y teniendo el objetivo de la convocatoria claro, los participantes reciben la información con sensaciones mucho más positivas y sabiendo en todo momento cuáles son los pasos posteriores a seguir.

Por otro lado, al realizar pruebas objetivas, y, por lo tanto, recibir un output objetivo, la toma de decisiones se torna mucho más justa y precisa. Hasta aquí todo muy bonito pensarás, pero seguro que te ronda una pregunta en la cabeza: ¿pero tendré también que leer 500 informe para tomar decisiones?

¡Que no cunda el pánico! La respuesta es: No. Con Zumind no es necesario.

Con el objetivo de facilitar el análisis de los datos obtenidos durante la evaluación, todos y cada uno de los resultados de las pruebas realizadas por los participantes son automáticamente mostrados en un dashboard (a partir de ahora DB).

En él también se mostrarán los gráficos de todos aquellos aspectos que el cliente haya decidido que se muestren totalmente ad-hoc. Gracias a este dashboard automático será fácil y rápido hacer un update del estado del proceso y, por supuesto, del ajuste de sus participantes al perfil de referencia escogido. Además de esta visión global, el programa genera también un espacio de vista individual, en el que se facilitan los datos de los candidatos a nivel particular.

Todo esto (y mucho más que te iremos ya no contando, si no demostrando) es Zumind. Un assessment diferente. Un assessment digital, fair y engaging.

Leave a Reply