¿Cómo transformará la Inteligencia Artificial los procesos de recursos humanos en 5 años?

Seguro que a nadie se le ha escapado que el ámbito de los recursos humanos lleva años en un proceso continuo de transformación digital. Plataformas de selección, tests online, aplicaciones móviles para onboarding y evaluaciones gamificadas, son algunas de las nuevas herramientas con las que empezamos a familiarizarnos. Pero, seamos visionarios y vayamos más allá: ¿cómo transformará la inteligencia artificial (IA) nuestro sector en el corto/medio plazo?

Cuando hablamos de inteligencia artificial (IA) nos referimos, básicamente, a la inteligencia exhibida por máquinas. Hasta ahora programábamos a las máquinas para que siguieran una secuencia restringida de pasos, es decir, era el humano el que le decía a la máquina lo que tenía que hacer exactamente en cada momento para resolver un problema. En cambio, ahora, gracias a la IA, será la máquina la que aprenderá de los datos y resolverá el problema tomando los pasos que crea más adecuados.

Dos de las áreas en las que IA nos va a ayudar es en la de automatizar tareas de manera inteligente y aumentar nuestras habilidades humanas. De hecho, según el estudio de Deloitte “2018 Global Human Capital Trends”, el 24% de las organizaciones ya están utilizando IA para realizar tareas rutinarias y un 16% para aumentar las habilidades humanas. Además, el 42% cree que la IA será ampliamente utilizada en 3 o 5 años vista.

De entre todas las herramientas que están actualmente en el mercado, hemos seleccionado tres que están siendo actualmente desarrolladas en esta línea y que probablemente irán adquiriendo más y más peso e importancia en los próximos cinco años:

 

Asistentes digitales 

Seguramente habrás visto alguna vez, al entrar en una página web, una pestaña de chat que se abre con un icono de un robot (normalmente identificado con una foto de una persona). Esto es lo que conocemos como chatbot. Ahora están muy de moda, aunque la mayoría son muy básicos ya que son programados para seguir una serie de secuencias. Te acotan el número de respuestas que puedes elegir y la respuesta será siempre la misma.

Cuando los chatbot funcionen con IA los candidatos y los empleados podrán hablar con el chatbot igual que lo hacen con un humano, y este responderá adaptándose a la persona con la que habla. Los chatbots tendrán muchas capacidades y habilidades, tales como evaluar, clasificar y descartar candidatos, según las respuesta e interacción con el chatbot, o recomendar formación a los empleados según los objetivos de la empresa.

Cuando pensamos en un chatbot, la primera idea que nos viene a la cabeza es la de nosotros escribiendo en un chat, pero con toda probabilidad en el futuro la interacción será mucho más dinámica e interactiva: conversarás de viva voz con el chatbot mediante una videoconferencia, con lo que la máquina tendrá más información de ti y podrá así deducir cosas, como tu estado emocional, tu valoración de la respuesta e incluso si estás mintiendo o no.

Por otro lado, los chatbots o asistentes digitales tendrán capacidad plena para realizar muchas de las tareas administrativas de recursos humanos, como responder preguntas, gestionar bajas, informar, etc. Se podrá automatizar la mayoría de las tareas rutinarias, dejando así más tiempo a recursos humanos para dar más valor a la empresa.

 

Nuevas maneras de evaluar y recaudar datos 

Ahora, gran parte de los datos que utilizamos para tomar decisiones vienen de encuestas, evaluaciones o datos propios de los empleados, como el salario. Con el Internet of Things (IoT), el Big Data, y la IA vamos a tener acceso a nuevos tipos de información que hasta ahora no habíamos tenido. Por ejemplo, tendremos acceso a la huella digital de los candidatos, podremos saber el estado de salud y de ánimo de nuestros empleados a través de video análisis, evaluar las interacciones entre ellos, y un largo etcétera.

 

Modelos predictivos y análisis de datos avanzados

Gracias a que tendremos más opciones y nuevas maneras de obtener datos de nuestros candidatos y empleados, nuestros sistemas irán aprendiendo, viendo patrones y encontrando conexiones entre ellos, a veces invisibles para el ojo humano. Con esta información y con algoritmos de inteligencia artificial, los datos no solamente nos proveerán de información descriptiva, sino que además nos proporcionarán información de lo que probablemente pasará en el futuro y de qué acciones son las más adecuadas en cada situación. Por ejemplo, tendremos modelos predictivos que nos dirán la probabilidad de que esa persona tenga un alto desempeño, incluso antes de que la persona lo ejerza, nos alertarán de las personas que están pensando en marcharse de la empresa y nos asesorarán sobre qué acciones tomar para que eso no pase, nos recomendarán qué formación necesitan nuestros empleados, etc. De esta manera podremos tomar decisiones de manera más objetiva y llegar más fácilmente a más candidatos y empleados.

En definitiva, con la introducción de la IA habrá muchas más herramientas y, a medida que vayamos introduciendo estas tecnologías, se irán desarrollando nuevas capacidades que ahora son impensables. De hecho, estas tecnologías nos harán replantearnos cuál es la verdadera función de recursos humanos, y será una gran oportunidad para reinventar y revolucionar el sector. Nuevas funciones, roles y prioridades se irán creando, tales como la experiencia del talento, la diversidad, la felicidad de los empleados, el eliminador de sesgos, etc. Nuevas oportunidades que a su vez supondrán nuevos retos, a afrontar en un futuro nada lejano. Habrá que estar preparado…

Leave a Reply