¿Están los procesos de development center preparados para la irrupción de las nuevas generaciones?

Las nuevas generaciones son diferentes a las anteriores por varios motivos: están acostumbrados a la inmediatez, valoran la comunicación constante, prefieren el trabajo en red, buscan la cercanía y la transparencia con sus responsables, y su grado de compromiso está más próximo con el proyecto que desarrollan que con la propia organización. Los millennials son profesionales que buscan la retroalimentación constante por parte de sus responsables. El tradicional development center, que se desarrollaba antes con carácter anual, debe ahora ceder su espacio a un proceso de evaluación constante, que facilite a los líderes y responsables de cada equipo tomar decisiones importantes, que a su vez enganchen a los nuevos profesionales.

Las organizaciones invierten tiempo y esfuerzo en procesos de development que ayuden a potenciar el desarrollo de los millennials. Procesos que, aunque se diseñen con un foco positivo, pueden generar cierta tensión e incertidumbre entre los evaluados. Incertidumbres, miedos e inseguridades que es clave saber mermar, si uno de nuestros objetivos es incrementar el engagement de los mismos.

¡Bien! Hasta aquí todo claro. La teoría la conocemos, pero es entonces cuando surge la pregunta del millón: ¿cómo podemos desarrollar un development center efectivo que consiga enganchar a estas nuevas generaciones?

Ahí van los criterios que debes tener en cuenta para lograr un development efectivo para con los millennials, y nuestras consiguientes recomendaciones.

1. Los millennials están siempre conectados. Su día a día (mejor dicho, su minuto a minuto) gira en torno a un dispositivo móvil. Por tanto, es necesario poner a disposición de los evaluados un entorno digital desde donde puedan disponer de todo lo necesario para desarrollar el development.

2. La curiosidad millennial no conoce límites. Esto los lleva a realizar mil y una preguntas sobre el proceso de development al que se tienen que enfrentar, antes de tener que hacerlo. Buscan transparencia alrededor de ellos. Por eso es importante trabajar, desde el principio, en crear una campaña de comunicación que, por un lado, ayude a entender a los evaluados el objetivo del development, y, por otro, incremente el engagement de los evaluados con el mismo. Es recomendable, además, lanzar una campaña de comunicación atractiva, desde la que puedes aprovechar para trasladar mensajes que empujen la percepción que los empleados actuales y futuros tienen de tu empresa, la visión inspiradora o la cultura corporativa que la caracteriza.

3. Los millennials demandan inmediatez, agilidad y autogestión. Venimos de realizar aburridos development que roban una mañana entera a los evaluados y les obligan, en muchos casos, a tener que estar encerrados en una sala esperando a realizar la cadena de pruebas que resulta interminable (test, ejercicios de simulación, entrevistas…). Deja atrás el lápiz y el papel, la necesidad de estar presentes en la elaboración del proceso de evaluación y aprende a flexibilizar los tiempos. Un proceso de development no debería durar más de hora y media. Facilita a tus empleados un proceso de evaluación que ellos puedan autogestionar. El evaluado debe crear su propio ritmo, definiendo cuándo y dónde realiza la evaluación.

4. Ofrece un enfoque diferente y consigue que sea visto como una experiencia divertida por parte de los evaluados. Divertirse, que se olviden de la idea de “estoy siendo evaluado” es importante. Es recomendable medir jugando, buscar en ellos el engagement y seleccionar pruebas que evalúen desde el entretenimiento. La tecnología y los nuevos formatos se convierten en buenos aliados. Utilizar técnicas gamificadas incrementa la efectividad del proceso. Un ejemplo práctico es nuestro Escape Room de realidad aumentada para recursos humanos. Una herramienta práctica destinada a la evaluación, donde el juego es el verdadero protagonista de las dinámicas de grupo. Así conseguirás que se olviden de que están siendo evaluados y podrás medir competencias del profesional según sus reacciones y respuestas.

5. Los evaluados demandan cada vez más una retroalimentación continua por parte de sus responsables. En este sentido, es clave que los responsables o managers tengan acceso a la información del proceso, cuenten con todo tipo de detalle del mismo y puedan tener a su disposición reportes simples y claros que agilicen la toma de decisiones que giran en torno a la promoción, planes de sucesión, potencial, etc.

Resumiendo: innova y sorprende para generar un impacto positivo en tus procesos de evaluación. Si consigues que tus procesos de evaluación logren ese impacto positivo, sin duda, conseguirás cohesión y compromiso, lo que ayudará a incrementar la motivación de los evaluados en sus planes de formación, en línea con los resultados de tu development center.

Por si ayuda, te dejamos está infografía con los tips que acabamos de comentar, para que puedas aplicarlos en tus futuros procesos de development corporativo. Si tienes cualquier duda relacionada, ¡no dudes en preguntarnos!

Leave a Reply